Llega la gran noticia, estás embarazada y te planteas si será beneficioso empezar a realizar ejercicio, continuar realizando el que estás acostumbrada o por el contrario está contraindicado.

Lo ideal sería que la realización de ejercicio comenzara mucho antes de quedarse embarazada para estar completamente capacitada físicamente durante la gestación y en el momento del parto. Pero si esto no ha sucedido así, es un buen momento para adquirir el hábito de realizar ejercicio físico y continuar haciéndolo después del nacimiento del bebé.

En primer lugar, el realizar ejercicio durante el embarazo es bueno tanto para la madre como para el bebé, a no ser que exista alguna contraindicación, ya que cada mujer es un mundo. Por ello, es mejor consultar con el médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios.

La mejor manera de realizar ejercicios es siendo guiadas por un profesional que tenga los conocimientos necesarios para la modificación de los ejercicios dependiendo de cada mujer y del momento de la gestación en la que se encuentre.

Dependiendo de si ha realizado anteriormente ejercicio o no, habrá que planificar distintos programas de ejercicios. Aunque los ejercicios que suelen ser beneficiosos para las embarazadas son:

  • Caminar es una actividad que puedes realizar desde el primer hasta el último momento del parto. Es una forma segura, fácil de practicar y provoca beneficios al prevenir problemas circulatorios como los edemas y sus consecuencias, la hinchazón de piernas y pies, el estreñimiento, las hemorroides… Además ayuda a controlar el aumento de peso, ya que es un ejercicio aeróbico, y favorece la llegada del bebé de manera natural.
  • El hacer ejercicio en el agua es ideal, ya que el agua hace que los cuerpos que están sumergidos en ella disminuyan su peso, por lo que provocan poquísima presión sobre las articulaciones evitando el riesgo de lesionarnos o forzar músculos. Alivia temporalmente la incomodidad provocada por la barriga. La natación o el aquaerobic mejoran la musculatura, la circulación, la respiración, disminuyen el dolor de la zona lumbar, relajan…
  • Inscribirte en una clase de fitness para embarazadas siendo guiada por un profesional adecuado.
  • El yoga mejora la postura corporal y ayuda a prevenir dolores de espalda y transtornos como hemorroides y vómitos, reduce la presión y el peso que supone el embarazo, contribuye a eliminar la sensación de fatiga, la tensión nerviosa y asegura al feto una mayor oxigenación. Además es un ejercicio muy relajan para la madre durante el cual se suele ser más consciente del bebé por lo que favorece el vínculo y la comunicación antes de nacer.
  • El método Pilates proporciona ventajas similares al yoga. Aunque hay que tener en cuenta evitar posturas o ejercicios que presionen el vientre o hagan peligrar nuestro equilibrio.
  • Hacer bicicleta durante el embarazo es una actividad que relaja, tonifica, evita el exceso de peso, mejora la circulación; Suele ser un ejercicio que se recomienda hasta el quinto o sexto mes de embarazo, después al aumentar el volumen de la barriga puede desequilibrarla por lo que una opción sería hacer bicicleta estática en la recta final del embarazo.
  • Un plan de estiramientos de columna, ejercicios de cabeza, estiramientos de otros grupos musculares para conseguir flexibilidad, relajación, tonificación muscular…Estos ejercicios junto con otros como los ejercicios de kegel o los ejercicios en cuclillas son habituales en las clases de preparación al parto pero también los podemos realizar cómodamente en casa.

tratamientos-preparto-CIME

Hay que tener en cuenta los hábitos y preferencias de cada mujer, ya que habrá mujeres que anteriormente hacían natación como habrá otras que no lo hayan hecho nunca o incluso les desagrade, por lo que cada programa de ejercicio debe ser personalizado.

En cualquier caso si en algún momento de la realización de los ejercicios nos fatigamos en exceso, tenemos mareos o la sensación de desmayo, la sensación de que nos falta el aire antes de emprender la actividad física, hemorragias vaginales, contracciones, pérdida de liquido por la vagina, palpitaciones cardiacas o pulso acelerado, incluso después de descansar, visión borrosa o reducción del movimiento del feto se interrumpirá la realización de cualquier ejercicio y llamaremos a nuestro ginecólogo.

En Filat estaremos encantados de aconsejarte y guiarte en tu programa de ejercicios. Llámanos

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked (*).

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Sobre FILAT

    FILAT | Espacio de Salud es un Centro especializado en Fisioterapia y Pilates situado en Madrid con una gran experiencia en el tratamiento y la recuperación de las lesiones y trastornos físicos.

    Concierte una cita con nuestros especialistas y comience a sentirse mejor.

  • Nuestra Newsletter