Es posible que, al escuchar la palabra ‘agujas’, la simple idea de recurrir a ellas para combatir alguna enfermedad asuste, pero debes saber que la acupuntura puede restablecer tu salud sin apenas sentir dolor. No en vano, la milenaria técnica china sirve para calmar síntomas causados por la migraña, la ciática e incluso el lumbago. Pero aún hay más. De hecho, ¿sabías que también es un excelente recurso para el asma?

Hablamos de la séptima enfermedad más dominante en el mundo. Alrededor de 300 millones de personas la padecen, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y se estima que en España afecta a cerca del 10 % de la población. No es fácil vivir con asma: estrecha las vías respiratorias causando tos, dificultad para respirar, opresión en el pecho y, en los casos más graves, el fallecimiento. Encontrar un tratamiento cómodo con el que quedarse tranquilo no resulta sencillo.

Hay infinidad de fármacos para luchar contra el en el mercado, desde los famosos ‘fármacos de rescate’, que alivian rápidamente debido a la relajación del músculo bronquial (los corticoides que tomamos por vía oral o intravenosa), hasta los ‘controladores de la enfermedad’, empleados para paliar los efectos de esta enfermedad a largo plazo (los corticoides inhalados o las teofilinas de liberación retardada).

2

A pesar de la gran variedad de opciones, muchas veces estos medicamentos no son suficientes para restaurar al 100 % la salud de quienes padecen asma. Es más, lo poco que mejoran por un lado, lo empeoran por otro: producen efectos secundarios como insuficiencia renal, faringitis, osteoporosis, cataratas o glaucoma (aunque no son frecuentes).

Por todos estos motivos, conviene buscar alternativas terapéuticas que mejoren la calidad de vida de los asmáticos sin asumir tantos riesgos. Uno de los remedios más efectivos es la acupuntura, con efectos adversos “extremadamente bajos e inferiores a los tratamientos convencionales”, según el grupo de estudio del National Institutes of Health,  

¿Cuándo surgió esta terapia?

Se cree que el origen de la acupuntura se encuentra entre el 475 y el 221 a.C. en China, período en el que se publicó ‘Canon de medicina interna del emperador amarillo’, un antiguo texto médico chino considerado como la fuente principal de la medicina tradicional del gigante asiántico desde hace más de dos milenios. A través de un formato pregunta-respuesta, en él se discute sobre la acupuntura con gran detalle.

Más tarde, durante el siglo XVII, los jesuitas y el diplomático francés G. Suiller de Morant se encargaron de exportarla a Europa. Pero el verdadero éxito llegó ya avanzada la década de los 70, cuando un reportero de ‘The New York Times’, James Reston, fue intervenido por una apendicitis en China. Para controlar el dolor postoperatorio, usaron estas finas agujas que, según él, funcionaron.

¿Cómo funciona?

Los pilares de la medicina tradicional en China se basan en la filosofía del Qì (energía vital invisible por la que todo ser vivo se define), la doctrina del Yin y el Yang (cada entidad tiene su origen en las energías opuestas) y en los Cinco Elementos (el universo se compone de cinco estados que cambian entre sí según sus relaciones). Los meridianos también interpretan un papel importante: canales por los que transitan los flujos de energía a través de nuestra anatomía.

Si aplicamos estos conceptos tan abstractos a la cura del cuerpo humano, las enfermedades son el resultado de una falta de armonía entre las energías gracias a las cuales existimos. Para equilibrar de nuevo esos niveles, la acupuntura utiliza agujas que se colocan debajo de la piel, pero tan delgadas que, si cierras los ojos, apenas notas que te las ponen.

Un gran aliado para combatir el asma

Esta práctica oriental ha demostrado obtener excelentes resultados para el asma. Muestra de ello es el estudio llevado a cabo en el Policlínico Pablo Noriega de La Habana, para el que se tomó una muestra aleatoria de más de medio centenar de pacientes que la padecían. Se aplicaron 2 o 3 sesiones semanales a cada uno, de unos 25 minutos cada una. A los 60 días de haber iniciado el tratamiento, se comprobó que más de la mitad presentaban mejoría y, al cabo de 6 meses, habían progresado cerca del 90% de ellos.

Muchos expertos, apoyados por prestigiosas investigaciones, creen que la mera inserción de las agujas puede causar pequeños cambios en el sistema nervioso con efectos beneficiosos. Por eso son cada vez más los profesionales que las aplican en diferentes partes del cuerpo, sin centrarse exclusivamente en los puntos tradicionales. Así, si tienes artritis, fibromialgia, ansiedad, ataques de pánico o insomnio, puedes combatir los malestares con la acupuntura.

Este antídoto no solo es una buena opción para tu asma, sino que también puede favorecer a tu cartera. Según el estudio ASMACOST realizado por 41 investigadores de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica), el coste medio de un paciente en tratamientos convencionales al año es de 1.726 euros. En este sentido, quizás te conviene asistir cada quince días a esta terapia indolora (o con la frecuencia que mejor te venga) que depender día y noche del incómodo inhalador. Es cuestión de probar.

Podrías aumentar tu bienestar (que es lo más importante) y combatir esta enfermedad tan molesta a largo plazo con menos dinero. Descubre si te funciona en la Clínica Filat. Después de todo, puede que respirar bien sea más fácil de lo que pensabas.

————-

Las imágenes son propiedad, por orden de aparición, de Marnie Joyce, Pixabay y Max Pixel.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked (*).

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Sobre FILAT

    FILAT | Espacio de Salud es un Centro especializado en Fisioterapia y Pilates situado en Madrid con una gran experiencia en el tratamiento y la recuperación de las lesiones y trastornos físicos.

    Concierte una cita con nuestros especialistas y comience a sentirse mejor.

  • Nuestra Newsletter